Cookies, ¿qué son exactamente y por qué las utilizamos?

 

Las Cookies son muy importantes para el correcto funcionamiento de Internet porque, entre otras cosas, facilitan la navegación y usabilidad de una página web. Son pequeños archivos que se almacenan en el ordenador del usuario, permitiendo reconocerle y mejorar la calidad de su experiencia. Permiten diferenciar entre qué páginas se consideran más últiles y cuales de éstas lo son menos.

En este sentido, una cookie es un archivo que se descarga en el dispositivo del usuario. Su función tiene que ver con el acceso a un determinado sitio web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se hace en el ordenador. Por otro lado, las cookies permiten a las páginas web almacenar y también poder recuperar información que versa sobre las opciones y también los hábitos de los usuarios. Las cookies que se utilizan en este blog, son las necesarias para su funcionamiento.

Dada la naturaleza de esta web, un sitio profesional donde se explican determinados servicios de ventas y marketing, con un blog para compartir contenido; las cookies que se suelen utilizar son las estrictamente necesarias. Este tipo de cookies son aquellas que permiten una correcta navegación. Ayudan a que la carga de la página web sea eficaz y lo más rápida posible.

También se utilizan cookies de terceros, es decir, aquellas que utilizan las redes sociales o complementos de Google. En el caso en el que se cargara un mapa. También debemos hacer mención a aquellas que se utlizan es post de la analítica. Lo que hacen es recopilar datos estadísticos con el objetivo de mejorar constantemente.

Ud. podrá aceptar o no mediante un aviso que saltará en la parte inferior de la página, antes de su navegación. También tiene la opción de activar el modo privado de navegación, que tienen la mayoría de buscadores. Esto permite que las Cookies se borren después de su visita a la página web.

 

Existen distintos tipos de cookies

 

Las cookies, se dividen en aquellas que tienen que ver con la sesión y existen también otras que son permanentes. Esto determina, por lo tanto, el tiempo en el que permanecen activadas.

Las cookies de sesión recogen datos mientras el usuario navega por la página web. Dichas cookies se eliminan una vez el usuario ha cerrado su navegador. Están más centradas en ofrecer aquello que necesita el ususario en esa sesión. Además de estas cookies, también encontraremos las que persisten, es decir, aquellas que no se eliminan cuando el usuario cierra el navegador. Estas cookies quedan alamacenadas durante un tiempo determinado. Facilitan el control de preferencias según cada elección y no hace falta repetirlo cada vez que el usuario decide visitar la página web en cuestión.

La gestión de las cookies dependerá de si son propias, es decir, aquellas que están gestionadas desde el editor que presta el servicio, o si son gestionadas por terceros. En este caso, el usuario las recibe desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor.

Cada cookie tiene una finalidad distinta y se agrupan en técnicas, de personalización, también de análisis y publicitarias. Con todas ellas, se permite controlar el tráfico y comunicación de datos; la navegación en función del navegador utilizado o el idioma; las preferencias como usuario, elaborando un perfil del mismo según su comportamiento; y también existen las que regogen datos sobre la gestión de los espacios de publicidad.