¿Trabajas en una empresa metrosexual? #TodoEsBranding

Imagen

A casi todos nos han enseñado que negocios y sentimientos deben ir separados. Superiores y subordinados no pueden congeniar demasiado y demostrar que lo pasas bien en horas de trabajo, puede relegarte a la categoría de irresponsable. Tener empatía o mostrarte cercano con tus subordinados, todavía se considera como un signo de debilidad o un error. No hace tanto, ser un ejecutivo agresivo estaba bien visto y muchas personas aspiraban a serlo. Parece que esa moda ha pasado y ahora lo que se lleva es ser social. Reconozco que me gusta mucho más y espero que esta moda haya venido para quedarse.

Sigue leyendo “¿Trabajas en una empresa metrosexual? #TodoEsBranding”

Anuncios

Cómo vendemos: un fiel reflejo de nuestra sociedad #TodoEsBranding

IMAG2815 (1)

¿CÓMO QUIERES QUE TE ATIENDAN?

A todos nos gusta recibir una buena atención, ¿me equivoco?. Hemos oído hablar en infinidad de ocasiones, que las personas con un elevado grado de empatía, suelen atender mejor las necesidades de los clientes. La explicación es muy sencilla, su capacidad de colocarse en el lado de la otra persona, les confiere como las más preparadas para llevarlo a cabo.

Todas las personas somos vendedores y clientes en algún momento, ¿por qué no aprovechamos las experiencias vividas en primera persona para aprender?. Si no nos gusta que nos mientan, mareen o ninguneen, ¿por qué lo hacemos cuando estamos al otro lado?. Yo creo que es un tema cultural y que conlleva grandes dosis de egoísmo. Creo que se trata de supervivencia individual aplicada a la sociedad actual. Si para poder vivir, necesitamos dinero, no tendremos demasiados escrúpulos en cómo conseguirlo. Así nos aseguramos nuestra supervivencia.

¿CÓMO VENDEMOS?

Cada vez me encuentro con más personas conscientes de que necesitamos cambiar de actitud y lo están aplicando. De todas formas, todavía me encuentro con demasiadas empresas que no tienen miramientos de ningún tipo y su objetivo es vender a toda costa. Los vendedores llevan un “maletín” cargado de productos o servicios que deben “enchufar”, de lo contrario, perderán sus trabajos y peligrará su supervivencia. ¿Es sostenible seguir trabajando así?.

SI NECESITAMOS MENTIR PARA CONSEGUIR UNA VISITA, MAL ANDAMOS…

Este post se me ocurrió ayer, por una experiencia vivida en primera persona, otra vez.

Hace un par de días, me abordaron por la calle para que contestara a una encuesta. Me ofrecí, aún sabiendo que se trataba de un intento desesperado por conseguir una venta. Como ya he dicho en alguna ocasión, me gusta comprobar las prácticas que están utilizando otras empresas para intentar vender.

Me preguntaron si en casa bebemos agua del grifo o embotellada y, después de varias preguntas completamente banales, me pidieron el teléfono.

Al cabo de dos días (ayer) recibí una llamada donde me comentaban que había sido “agraciado” con varios premios, entre otros, sendos productos para que mis hijos pudieran ir bien equipados al colegio. Además, el lote estaba lleno de otros presentes bastante atractivos. Para poder conseguirlos, sólo tenía que confirmar cuándo me iría bien que viniera un comercial. Éste, me haría una demostración de cómo podemos beber agua más sana en casa (un aparato de ósmosis). Al comentarle que ya me habían hecho esta demostración en otra ocasión y no me interesaba, me colgó, sin decirme adiós.

Esta actitud, es un fiel reflejo de la sociedad que hemos montado y se proyecta tanto a nivel particular como profesional. Además, también lo vemos reflejado cada día en nuestros políticos. Comprobamos cómo aprueban proyectos de ley que van en contra de nuestros intereses. Comprobamos a diario, cómo las decisiones que toman benefician a unos pocos en detrimento de la mayoría. Comprobamos sin descanso, que el dinero y el poder corrompen a muchas personas que acaban justificando lo injustificable y, como bien dice Emilio Lledó, estas personas están perdidas y sus mentes están corruptas.

Lo que no solemos hacer es auto-crítica. Si nos comportamos así en nuestro trabajo, si lo único que nos interesa es nuestra economía particular y nos nos planteamos las formas, no nos debería extrañar ni enojar que “nuestros políticos”, se comporten de la misma manera. Es un tema social muy difícil de erradicar y no vale con escribir un post como éste si no estamos convencidos de ello.

¿QUÉ LE PIDO A PAPÁ NOEL?

Aprovechando la fecha y teniendo en cuenta que me siento un tanto soñador, lo primero que le pediría sería: empatía para tod@s. Después que dejemos atrás aquello de: haz lo que digo pero no lo que yo hago. Más auto-crítica para poder mejorar. Estar menos “a la defensiva” y aprender a trabajar en equipo, pero de verdad. Tratar con las demás personas sin miedo y pensar que todos llevamos buenas intenciones hasta que no se demuestre lo contrario.

Si nos esforzamos en ser así y teniendo en cuenta que las empresas están formadas por personas, seguro que podremos crear un mundo profesional mucho más honesto y mejor.

FELIZ NOCHEBUENA A TOD@S!