Si no eres social, ¿por qué lo anuncias? #TodoEsBranding

 

Desde que era pequeño, he escuchado que debemos predicar con el ejemplo. Si no estamos convencidos de lo que hacemos y no somos honestos con nosotros mismos, podemos perder el respeto de los demás y acabar defendiendo aquello de: “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”.

Sigue leyendo “Si no eres social, ¿por qué lo anuncias? #TodoEsBranding”

¿Por qué no ha vendido? #TodoEsBranding

file4551244338896

Foto: Iván Melenchón Serrano

Hace unos días y estando en casa, recibí una llamada de una comercial. Hasta aquí nada que destacar, bueno, lo destacable sería no recibir ninguna… Suelo atender siempre estas llamadas por educación y también por motivos profesionales, me interesa comprobar cómo trabajan e intentan vender otras personas.

Se presentó en nombre de una conocida multinacional, cuyo nombre, no es relevante para este post. Acto seguido, se puso a hablar sin parar. Me comentó que el motivo de su llamada se debía a una novedad que estaba causando furor. Con el conocido paquete de servicios -que yo no conocía- y por el mismo precio, podría gozar de seguro médico privado. Pasados 5 minutos seguía con el mismo argumento del seguro médico privado y bla, bla, bla… 17 minutos más tarde, sí he dicho bien, 17 minutos más tarde!!!! terminó su “monólogo”.

Entonces, haciendo uso de un fantástico manual me dijo: qué le parece, ¿lo tramitamos? y yo le contesté: ya tengo seguro médico. Se hizo el silencio, se quedó sin argumentos y “muy amablemente” le indiqué que no estaba interesado, fin de la conversación. ¿Qué salió mal?, ¿por qué no vendió?. Desde mi punto de vista sus principales errores fueron:

1- Dar por supuesto que…

Si llamas a una persona para ofrecer una promoción puntual y ese es el argumento principal, no supongas que ya conoce los servicios de la compañía, por muy conocida que ésta pueda parecer.

2- No preguntar.

¿Cómo pretendemos vender si no preguntamos?.

¿Cómo puedo generar interés en mi interlocutor si no le conozco de nada?.

¿Cómo puedo saber si estará interesado/a en mi producto/servicio, si no conozco sus motivaciones?.

3- No dialogar.

Este punto guarda relación directa con el 2º. Si no establecemos un diálogo con preguntas y convertimos la conversación en un monólogo, ¿crearemos interés?, NO.

Debemos tener en cuenta que existen muchas otras cuestiones importantes a valorar. En este post he querido exponer solamente estas 3, primero porque han sido determinantes  a la hora de “no vender” y segundo porque al no utilizarlas no ha podido avanzar y llegar a una posición que le permita cerrar una venta. Si presuponemos, no preguntamos ni escuchamos y no hay conversación, no podremos dar los pasos idóneos para terminar recibiendo un SÍ.

Y tú, ¿consideras importante preguntar, escuchar y conversar para poder vender?

Oye, ¿seguro que escuchas?

Quiero abrir este blog hablando de un verbo que deberíamos tener muy presente tanto en nuestra vida profesional como en la privada, escuchar. Deberíamos pronunciarlo varias veces cada día, habrás escuchado alguna vez que si se repite algo muchas veces se convierte en realidad.

¿Os habéis preguntado alguna vez cuántas cosas solucionaríamos en nuestro día a día si aprendiéramos a escuchar?.

Para empezar, les otorgaríamos a nuestros hijos la atención que realmente se merecen y compartiríamos con ellos la emocionante tarea de aprender todos los días. ¿Ya no recordáis la importancia de algunas cuestiones que ahora, de mayores, se consideran banales?. Creo que solamente escuchando y demostrando a nuestros hijos que lo hacemos a diario, subiría su autoestima y su aprendizaje sería mucho más seguro. Lógicamente, para que esto suceda, debemos practicar la escucha activa, claro.

Canales de Comunicación

¿Os imagináis la de malos entendidos que nos evitaríamos con nuestra pareja, amigos, compañeros de trabajo, clientes…?. En muchos casos, hemos olvidado cómo escuchar pero podemos recuperar el hábito de hacerlo y, si lo probáis, os daréis cuenta de que engancha.

En el terreno profesional todos tenemos un “manual del buen hacer”, donde una de nuestras prioridades es escuchar a nuestros clientes para detectar sus necesidades y entender sus motivaciones pero, ¿realmente lo aplicamos en nuestro día a día?. Está demostrado que una empresa obtiene beneficio de los clientes que repiten, no de los que compran una sola vez y la fidelización de los mismos guarda relación directa con saber escuchar, paso previo a entender sus necesidades y/o motivaciones.

Si resulta que somos seres sociales y nos comunicamos los unos con los otros, ¿porqué no nos esforzamos en mejorar nuestra relación escuchando a los demás todos los días?. A nivel profesional, cada vez contamos con más soluciones que nos facilitan encontrar información y nos solucionan y automatizan el poder escuchar y una de ellas es Opinat.

¿Te has preguntado alguna vez por qué no utilizas la opinión de tus clientes para mejorar?, sin ellos, no tendrías razón de ser y desde Opinat nos explican que en tan sólo cinco pasos podemos escuchar a nuestros clientes en tiempo real.

Tienes infinidad de posibilidades para adaptarlo a tu negocio, desde colocar un widget que conserve tu look & feel hasta que surja como un pop-up después de una experiencia de usuario en tu web. Opinat está basado en una única pregunta, lo he dicho bien, sólo una pregunta, sencillo, ¿verdad? y utiliza el Net Promoter Score ® para que puedas obtener más beneficios en tu negocio.

Entonces, ¿todavía tienes excusas para no escuchar?