¿Trabajas en una empresa metrosexual? #TodoEsBranding

Imagen

A casi todos nos han enseñado que negocios y sentimientos deben ir separados. Superiores y subordinados no pueden congeniar demasiado y demostrar que lo pasas bien en horas de trabajo, puede relegarte a la categoría de irresponsable. Tener empatía o mostrarte cercano con tus subordinados, todavía se considera como un signo de debilidad o un error. No hace tanto, ser un ejecutivo agresivo estaba bien visto y muchas personas aspiraban a serlo. Parece que esa moda ha pasado y ahora lo que se lleva es ser social. Reconozco que me gusta mucho más y espero que esta moda haya venido para quedarse.

Sigue leyendo “¿Trabajas en una empresa metrosexual? #TodoEsBranding”