La consultoría de empresas debe renovarse de forma urgente. Y no es lo único que debe cambiar. Muchas empresas deben cambiar su visión actual de las ventas y el marketing. Sigo comprobando, día tras día, que muchos profesionales ni siquiera se plantean que pueda existir una forma distinta de trabajar.

Y lo malo no es que sigan haciendo lo mismo, quizás desde hace más de 20 años. Lo peor es que ni siquiera se han molestado en entender de qué van esos cambios. Trabajan de espaldas a una sociedad que se ha digitalizado. Y esto lo comprobamos a diario en consultoría.

Muchos de estos profesionales, sean vendedores o marketeros, antaño fueron muy competitivos, y actualmente quizás se encuentren en un momento delicado para su carrera profesional. Puede que sin saberlo. Por que desconocen qué ha cambiado y cómo trabajar en un mundo digital. ¿Cuántos de estos profesionales siguen trabajando en consultoría de empresas? Puede que muchos.

Desde la consultoría de Ventas Híbridas trabajamos con departamentos de ventas y marketing, y comprobamos que una gran cantidad de personas desconocen cómo se debe trabajar en un mundo digital. Sus rutinas se parecen; casi como dos gotas de agua, a las rutinas que seguían hace 10, 20 o 30 años. Esto es un desastre. Un enorme desastre para estos profesoinales, que están en activo, y a los que les quedan muchos años de vida laboral. Y también es un desastre, por ende, para las empresas a las que representan.

 

Empresas de consultoría para marcas que no ponen excusas.

 

Las excusas forman parte del día a día de muchas empresas. Si hablamos de ventas, las excusas toman una dimensión más grande y preocupante, si cabe. Mediante estas se pretende explicar por qué las cosas no salen bien. Y permiten, al menos según sus adeptos, explicar por qué los resultados obtenidos están lejos de parecerse a los previstos inicialmente.

Lo que ocurre en el mundo de las excusas, es que esos resultados ya nacieron heridos de muerte. Realmente no había ninguna intención de alcanzarlos, ni siquiera de perseguirlos. Y esta es una tónica habitual dentro de las marcas, y no solo en los departamentos de venta, por supuesto. Las justificaciones son utilizadas por cualquier persona dentro de la organización, y esto lo vemos a diario en nuestra consultoría. Siendo el vendedor, probablemente, el profesional más destacado en estas lides.

Cuando la justificación es una constante, la transformación es imposible y los resultados nunca se alcanzan. Los consultores de empresa no debemos comprar ninguna excusa. Nuestro trabajo debe incidir, entre otras muchas cosas, en demostrar que muchas veces las limitaciones las ponen las propias personas.

 

Nuestro lema: fuera excusas. Vamos a trabajar unidos y como un gran equipo.

 

En Ventas Híbridas trabajamos consultores de empresas. Consultores que conocemos el problema de las excusas, y nos encanta darle la vuelta. No es nada fácil trabajar en consultoría de ventas y marketing. ¿Acaso vender, fidelizar clientes y perdurar; ya no digo crecer, en un mundo tan cambiante y desconertante, lo es? ¿Fácil? No, pero a nosotros nos encantan los retos, y también nos encanta demostrar que hay otras formas de hacer las cosas. Trabajando sin justificaciones, asumiendo una gran cantidad de trabajo, esfuerzo y dedicación. Y sin excusas.

Nos escanta trabajar con marcas que dejaron atrás las evasivas. Nos ilusiona trabajar junto a empresas que quieren hacerlo mejor. Empresas que desean ser competitivas y transitar con paso firme hacia su Transformación Digital. Hacia la Transformación Digital de las Personas.

 

Elegir consultoría para innovar.

 

La consultoría estratégica en ventas y marketing debe transformar a marketeros y vendedores en el equipo de ventas perfecto. Para conseguirlo es importante trabajar en aspectos clave:

  1. Formación y capacitación: la capacitación y la formación son indispensables en un mundo que se ha digitalizado. A menudo los profesionales del marketing y la venta andan un poco perdidos hoy. Por eso es importante tener un método.
  2. Detectar necesidades: cuando vendedores y marketeros se capacitan en un método de trabajo, salen a la luz todas las necesidades reales. Tanto en on como en off. Esto nos ayuda a determinar en qué debemos incidir para conseguir profesionales más competitivos. Esto permite, a su vez, calibrar el nivel de orientación comercial que posee la empresa.
  3. Integración: Una vez comenzamos a trabajar en el cambio, es importante nombrar a los interlocutores que liderarán el proyecto de co-creación. Y lo ideal es que estos interlocutores salgan de forma natural. La nueva consultoría empresarial debe enseñar a los vendedores a utilizar herramientas de marketing, a la par que a los marketeros a trabajar con ventas.

Para seguir siendo competitivos debemos innovar con sentido. La buena consultoría de negocio ayuda a las empresas a innovar. Evitando las justificaciones. Como bien dice Xavier Marcet: «evitando las ocurrencias».

Formulario de Contacto

Consentimiento