Hoy, quiero hablaros de una empresa cuya estrategia de marketing online tenía un único objetivo: salir primeros en Google. Todavía recuerdo el día que despertamos con la fatal noticia. Una empresa española que fue pionera en su sector, nacida por y para Internet; la primera organización nacional que llegó a tener 100 millones de usuarios, se había visto obligada a presentar un ERE que afectaba a la mitad de su plantilla. Y esto parece que estuvo, en gran medida, provocado por una estrategia de marketing online basada, principalmente, en salir los primeros en buscadores como Google.

Esta noticia, me hizo reflexionar acerca de cómo conciben algunas empresas el posicionamiento en los buscadores. Sobre este tipo de estrategia de marketing online. Sobre las Marcas que buscan la inmediatez en Internet. Tienen como única estrategia de marketing online aparecer en las primeras posiciones de los buscadores (SEO).

El posicionamiento orgánico forma parte del marketing digital. Es una parte muy importante del marketing actual de una empresa. Esto es innegable. Pero que sea importante no significa que sea la única forma de plantear una estrategia de marketing digital.

 

El SEO como única estrategia de marketing online.

 

Primero, me gustaría dejar clara una cosa: la compañía inspiradora de este artículo triunfó porque tuvo una buena idea, se rodeó de grandes profesionales y nació en el seno de un gran grupo (del que yo formé parte hace unos años); conocedor como nadie de los negocios en la red.

Es posible que el éxito de ésta y otras Marcas, hayan provocado que algunas personas confundan fundar una empresa, con crear un negocio que sólo tiene sentido mientras esté en las primeras posiciones de los buscadores. Si tu negocio depende principalmente de un tercero, estás jugando con fuego.

Las empresas que únicamente piensan en este tipo de estrategias, sólo contemplan tramitar contratos y cuantos más mejor. En ningún momento piensan ni creen que lo interesante es conseguir clientes fieles. Son negocios; no empresas, y buscan el corto plazo en la red. Su meta es aparecer en las primeras posiciones de los buscadores. Como si por aparecer el primero en un buscador ya tuvieras todo el trabajo hecho.

Este tipo de negocios se centran únicamente en el posicionamiento orgánico (SEO). Dejando de lado casi todo lo demás. Si aparezco el primero, venderé más.

 

¿Es importante salir los primeros en Google?

 

¿Buscar los primeros lugares en la red es algo ilícito? No, evidentemente. Pero si entiendes el posicionamiento en Internet como un objetivo y no como lo que es, una herramienta y un medio (con infinidad de ventajas), te quedarás en la parte más primaria. No crearás una empresa en el sentido más “etimológico” de la palabra. Estarás creando, quizás, un negocio, pero no una empresa.

La noticia de lo sucedido a Softonic, dejó bien claro cómo las gasta Google. Tener un negocio que dependa casi al cien por cien de un tercero, jugándolo prácticamente todo a una sola carta es muy arriesgado (sin tener en cuenta otras malas prácticas spam, donde parece ser que habían caído, según comentaban algunos profesionales)

 

El SEO no puede ser la única estrategia empresarial.

 

Haber nacido profesionalmente en un momento como el actual tiene sus ventajas. Aunque no es oro todo lo que reluce porque, a mi entender, hay una desventaja muy clara: no haber vivido la planificación, creación y maduración de una empresa en el mundo offline. Basado en la consolidación de ciertas etapas y la obtención de resultados a través del esfuerzo colectivo. Sí, lo sé, esto suena a tópico y también es muy épico; incluso nostálgico. Pero te da una visión más amplia de lo que una necesita una empresa para llegar a ser un proyecto sólido y duradero.

Dominar los tiempos y el afianzamiento de los diferentes periodos que necesita una empresa, es una experiencia muy enriquecedora y necesaria para todos. Por eso siempre insisto en que el equilibrio perfecto está entre juventud (nativos digitales) y experiencia (gestión empresarial).

 

El marketing digital es mucho más que aparecer el primero en Internet.

 

No quiero quitarle al SEO la importancia que merece. Pero sí quiero abrir los ojos de aquellas personas, que lo que lo ven como única opción o estrategia viable; y lo utilizan pensando en conseguir resultados a medio plazo. La suma de toda la estrategia nos llevará a conseguir el éxito, si nos centramos en un único punto, es muy probable que nos quedemos a medio camino.

El posicionamiento orgánico, per se, carece de sentido si no hemos planificado bien antes. No tiene solidez si no hay un proyecto bien elaborado. Podemos pensar que nuestra marca será ampliamente aceptada, pero igual después descubrimos que no es así. Es posible que estemos convencidos de que nuestro servicio es el mejor, pero una vez comencemos a caminar, podemos darnos cuenta de que todo nos comienza a quedar un poco grande. Que no estamos tan preparados como pensábamos. No debemos comenzar la casa por el tejado.

Cuidado, con todo esto no quiero decir que la empresa en la me inspiré para escribir este post no tiene un proyecto sólido. Pero basar gran parte de tus ventas en el posicionamiento orgánico, significa dejar gran parte de tus ventas en manos de un tercero. Y en este caso, es un tercero que te puede hacer mucho daño. Como así sucedió a esta empresa y le ha pasado a muchas otras.

 

Antes de posicionarnos online debemos conocer los costes.

 

Otro de los errores más comunes cuando pensamos en clave online, es pensar que Internet reduce ampliamente los costes. Dependiendo del tipo de sector en el que trabajes, los costes serán muy parecidos. Incluso podrían ser superiores en algunos casos. Por cierto, si te pasas a la venta online, ¿has calculado los gastos de envío en los que incurrirás cuándo tengas pedidos? ¿Tienes un departamento de atención al cliente? ¿Qué política de devoluciones seguirás? ¿Los cambios y/o devoluciones estarán incluídos en el precio de compra? ¿Están preparados dentro de tu empresa para atender a una nueva demanda de solicitudes online? ¿Tienes conocimientos de marketing digital? ¿Sabes qué lugar ocupa tu competencia…?

Las preguntas que nos debemos hacer son muchas, y las respuestas deben ser precisas.

 

¿De qué se compone una buena estrategia de Marketing Digital?

 

Branding

Si hablamos de Branding, debemos ir mucho más allá de un logo o un nombre. Una Marca está compuesta de elementos visuales y podríamos decir que tangibles, donde colocaríamos la imagen gráfica, logo, nombre… y otros intangibles, como puede ser la filosofía y reputación tanto de la organización como de las personas que la componen. En este punto hablamos de identidad corporativa y aquí las personas juegan un papel clave en su construcción. En un mundo globalizado y muy competitivo la diferenciación entre Marcas puede encontrarse en el Branding. Este proceso puede llegar a ser el aspecto diferenciador clave.

 

Marketing de Contenidos

Diseñar una buena estrategia de Contenidos es algo fundamental dentro de una estrategia global de marketing. Si creamos Contenidos bien definidos y estructurados generaremos confianza, mostrando a nuestro público objetivo y clientes que conocemos aquellos aspectos fundamentales de nuestro negocio, convirtiéndonos así en socios estratégicos del suyo. En esta parte del camino demostraremos de lo que somos capaces, proyectando una imagen segura y demostrando que estamos preparados para aportar soluciones a sus necesidades.

 

Social Media Marketing

Una buena estrategia en Redes Sociales tiene muchas ventajas y, hoy día, no podemos pasarla por alto. Planificar los medios más idóneos donde comunicar, aquellos donde nuestra Marca deberá interactuar con su target, es un aspecto fundamental para posicionarnos, beneficiar a nuestro Branding, compartir nuestros Contenidos y obtener visibilidad online. Otro aspecto a tener en cuenta es que los principales buscadores (Google, Bing… )  han admitido que los medios sociales forman parte de sus algoritmos de búsqueda. Podemos decir que las Redes Sociales ganan peso en el posicionamiento de tu web, la de tu Marca.

Una vez expuestos aquellos aspectos fundamentales para crear una buena estrategia, quiero mencionar que aquí no se acaba el proceso, de hecho, acaba de comenzar. Es importante tener claro que una vez implementada la estrategia de Marketing Online y encajada de forma natural en la estrategia global de una compañía, deberíamos fijarnos en el área comercial.

¿Tiene sentido crear la mejor estrategia posible si el departamento comercial no se integra también en la misma? Una agencia de marketing actual, debe detectar si el departamento comercial de su cliente está alineado, para no incurrir en una incoherencia. Debemos cerrar el círculo entre comunicación y ventas, dos departamentos separados pero afines.

 

Y tú, ¿Quieres hacer algo más que sólo competir por estar el primero en Google? Te escucho.

Formulario de Contacto

Consentimiento