¿Gritarías esto por las calles? Por favor, ¡cómprenme!


Este artículo es una mezcla de varias cosas: experiencias vividas y contrastadas, principalmente los últimos cuatro o cinco años y algunos artículos interesantes que he leído últimamente. Siempre insisto en que la búsqueda de la inmediatez, el cortoplacismo, no es nada bueno. Si quieres crear un negocio sólido, no puedes basarlo en las ventas que conseguirás a corto plazo, ¡cuidado! Lo que digo es que no puedes basarlo en…no digo que no planifiques ventas al comienzo del proyecto.

Creo que la pregunta: ¿gritarías esto por las calles? Por favor, ¡cómprenme! Nos puede hacer recapacitar a todos. Porque es muy probable que nos sintamos bastante ridículos sólo con imaginarnos vociferando semejantes palabras.

¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ser nuevo?

Si no planificamos nada y nos limitamos a diseñar una web, unos servicios, perfiles sociales y comenzamos a contactar a diestro y siniestro, lo que conseguiremos es ir a remolque durante toda la vida del proyecto. Debemos tener muy claro qué queremos hacer, a quién queremos vender y dónde queremos estar dentro de un tiempo. Otra cosa bien distinta es el precio que debemos “pagar” por ser nuevos y cuántas cosas estamos dispuestos a ceder, para que nuestro negocio arranque y comience a generar ingresos.

Está claro que una forma de crear y mantener una Marca es endeudándote pero también puedes conseguir capital, desde un inicio, a través de los ingresos por ventas. Lo que ocurre en prácticamente todos los casos, es que la necesidad apremia y aquí “saltarte las normas” dentro de unos márgenes controlados, no es malo, al contrario. Lo importante es saber por qué lo estás haciendo y sobre todo, que lo estás haciendo. Si no eres consciente, bien porque no has planificado, bien porque no te estás dando cuenta de la desviación, tienes un gran problema.

No nos pongamos las manos sobre la cabeza, una cosa es el manual y los libros sobre management, planificación, ventas o marketing y otra bien distinta, la vida real.

Eso sí, no confundamos esto último con gritar por las calles: Por favor, ¡cómprenme!


¿Gritarías esto por las calles? Por favor, ¡cómprenme!

Algunos “profesionales” cargan con un contrato en blanco en la mano durante todo el día, parece que lo lleven alzado, intentando que cualquier persona que se cruce en su camino se convierta en cliente. Esto es un claro síntoma de que no estás focalizando. No es lo mismo hacer ciertas concesiones en los comienzos del proyecto, que disparar a todo lo que se mueve esperando que caiga alguna presa.

Pero vamos al tema del artículo, gritar sin ningún tipo de pudor algo como esto:

¿Hay alguien por aquí, en esta calle, que quiera comprarme algo? ¡Por favor, cómprenme algo!


En los últimos meses he asistido, atónito, a auténticas aberraciones de la comunicación y la venta (disculpas por si alguien se siente ofendido al leerlo pero es la imagen que yo percibo). Con motivo de un “importante” premio para blogueros (lo de importante lo pongo entre comillas porque, bueno, será tema para otro post) pude comprobar que para determinadas personas, todo vale con tal de vender su imagen y estar ahí arriba. Lo malo es que este tipo de acciones suelen producir el efecto contrario. En su favor diré que hoy día todo es muy efímero y es probable que, en este momento, casi nadie se acuerde de ello, o sí…

Está muy de moda eso de votar y nominar a una persona para que pueda acceder a ganar un galardón. En este caso, se trataba de colarse en la gran final de unos premios muy “made in spain”, premios que yo consideraba importantes hasta que pude conocer la organización de los mismos…otra vez quedé atónito y necesité unos días para recuperarme.

Los días previos, ¡qué digo los días, un par de meses previos! a la celebración de esa gran final, las redes sociales se tornaron un ir y venir de vótame, estoy en tal puesto, te pido un último esfuerzo, si me votas te regalo…

En el colmo de la locura más desatada, algunos “profesionales” llegaron a enviar más de cinco y más de seis e-mail a los suscriptores de su blog, para que les votaran. Hay una cosa que no entiendo: spam = caca pero, ¿es caca siempre o dependiendo de quién lo haga?

Por suerte, el público es soberano y después de quedar en evidencia con este tipo de prácticas, no se colaron en la tan ansiada final.

CONCLUSIONES

Quiero insistir en que esta es mi apreciación personal y quizás sea injusto pensando esto de alguna de las personas que lo hicieron pero, cuando comunicas estás mandando mensajes y al otro lado, las personas que los reciben, se forman una percepción de ti.

Así que intenta no hacerlo porque:

  • Mostrarse así ante tu público puede arruinar tu reputación, algo que te ha costado mucho esfuerzo conseguir.
  • En La Red, todo queda, lo bueno y lo malo.
  • Si escribes sobre malas prácticas de marketing, no las hagas tú.
  • Estos actos demuestran muy poca confianza en uno mismo.
  • Si haces esto estás valorando muy poco tu trabajo y tus contenidos.
  • ¿Contratarías para tu Marca a alguien que hace spam con la suya…?

Es importante tener en cuenta esto, siempre:

No eres lo que dices, eres lo que perciben de ti

Por mi parte, he dejado de compartir los contenidos de la mayoría de estas personas, porque lo que yo comparto de otros profesionales, también dice mucho de mí.

Fotos: Man with… // First pump…

Y tú, ¿crees que es bueno gritar por la calles: Por favor, ¡cómprenme!

Anuncios

5 pensamientos en “¿Gritarías esto por las calles? Por favor, ¡cómprenme!

  1. Pingback: ¿Gritarías esto por las calles? Por favor, ¡cómprenme! | yofumoenpipa

  2. Hola Albert.

    En primer lugar, siguen llamándome mucho la atención tus post. Me encanta la originalidad con la que escribes.

    En segundo lugar, leyendo tu artículo he pensado que, además de físicamente, también hay empresas que utilizan esta fórmula de gritar “compradme” para intentar vender en redes sociales. Creo que ese modo de actuar está siendo bastante rechazado por el usuario que se fija más en el valor que puede aportarle la empresa y el producto para a partir de ahí elegir. En mi opinión, no sirve de nada saturar al público con mensajes para que te compren.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, Ana!

      Intento que los artículos sean distintos a lo que estamos acostumbrados a leer. No quiero tener un blog igual que el resto o que intente competir con otros profesionales que ya lo venían haciendo muy muy bien antes de que decidiera abrir el mío. De hecho, tardé un tiempo porque no encontraba cómo escribir sobre temas de los que se habla mucho, con otro enfoque diferente y personal.

      Tus comentarios y los de otras personas me animan mucho y dan sentido a mi trabajo, gracias!

      Ya sabes que a mí también me gusta mucho cómo escribes, imprimes un sello personal que, a mí, me encanta.

      Un abrazo, Ana y sigamos trabajando!

      Albert.

      Me gusta

  3. Unos que ganaron el premio Bitácoras el año pasado se lo han cepillado este año porque no les gusta la organización de los premios.. No sé si tendrá que ver, pero seguro que esos también spamearon para conseguirlo..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s