¿Por qué deberías contactar con tu público objetivo sin hacer spam?

 

Adaptarse a los cambios no sólo es importante, también es necesario, aunque muchas empresas se empeñen en seguir con antiguas e improductivas metodologías de trabajo. Evolucionar no significa dejar de lado aquello que funciona y esa evolución debe hacerse de forma natural. Los cambios tecnológicos nos facilitan el trabajo y no deberíamos perder las formas, disponer de tecnología que nos permite el acercamiento a nuestro target, no significa que todo vale. Existen diversas maneras de contactar con tu público objetivo y lo importante es no terminar en “la bandeja de spam”.

Aprender y adaptarse es muy importante para que empresas y profesionales sobrevivan. Estar atentos a los cambios, formarse constantemente y no dar la espalda a nuevos métodos de trabajo, puede mejorar nuestra productividad y resultados. Un ejemplo claro es evolucionar en nuestra comunicación, en la forma y también en las herramientas que utilizamos para contactar con nuestro grupo objetivo. Si tenemos en cuenta que el buen uso de la tecnología nos facilita ese acercamiento, no la utilicemos para producir un efecto negativo en las personas. 

Cuando hablamos de tecnología, comunicación, aproximación y/o contacto con clientes potenciales, solemos pensar en el correo electrónico (email marketing). Esta forma de contacto no es nueva y todos la “sufrimos” de vez en cuando, lo positivo es que podemos gestionar este correo no deseado mediante una carpeta llamada spam. Si no sabes cómo hacerlo y tienes cuentas de gmail o hotmail, por citar algunos nombres, no debes preocuparte demasiado, porque se suele configurar de forma automática.

Por cierto y ya que hablamos de este tema, es importante revisar la carpeta del correo no deseado, al menos una vez por semana. En alguna ocasión se puede colar allí un mensaje importante, recuerda que la configuración es efectiva pero no infalible…

Cómo contactar con tu público objetivo sin hacer spam

Hablando con un cliente de Indubio Online, ayer por la tarde sin ir más lejos, me preguntó lo siguiente: ¿cómo es que siempre que os llamo o envío un mensaje, respondéis de forma casi inmediata y mi otro proveedor no lo hacía prácticamente nunca? Mi respuesta fue clara: primero, porque tenemos vocación de servicio y más de 16 años de experiencia y, segundo, porque el marketing online y la comunicación es cosa de profesionales formados en estas materias y no de cualquiera que tenga habilidades como usuario de Facebook.

Quiero destacar que he pasado de forma superficial por el correo electrónico porque ya se ha escrito mucho sobre esta cuestión y prefiero centrarme en otros canales de contacto, las redes sociales. Si os parece bien, haremos un pequeño repaso de dos de ellas: Facebook y LinkedIn para comprobar, juntos, cómo se está realizando ese acercamiento, si está mal planteado y/o resulta intrusivo.

¿Sabemos acercarnos a nuestro público objetivo sin hacer spam?

⇒ Facebook

Esta red social, quizás la más conocida y utilizada por todos, no se encuentra ajena a malas prácticas, como habréis comprobado en más de una ocasión. Algunos ejemplos de spam puro y duro pueden ser:

» Invadir una publicación de otro usuario en su TL para promocionarse.

» Enviar invitaciones a participar en juegos, de forma casi compulsiva a personas con las que nunca has hablado.

» Dejar comentarios aparentemente banales en publicaciones de terceros con el objetivo de hacer publicidad.

» Invitar a seguir páginas sin criterio alguno, a discreción y a personas que no tienen ninguna afinidad con la temática…

Pero existe otra forma más directa y aparentemente más sutil de acercarse a tu público objetivo, aunque no por ello menos molesta e invasiva: solicitar amistad para segundos más tarde, bombardear con mensajes comerciales o invitaciones a seguir páginas de temáticas dispares. La comunicación y/o la venta es algo mucho más sutil y elegante, está al alcance de profesionales aptos para desarrollar ese trabajo y nada tienen que ver con molestar e invadir la privacidad de las demás personas.

⇒ LinkedIn

Durante mucho tiempo nos hemos librado del spam en esta red social, esto no significa que no hubiera prácticas de este tipo, pero no tantas como suelo ver en la actualidad. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que el spam ha llegado a LinkedIn para quedarse. Algunos ejemplos que me voy encontrando serían:

» Hacer un envío masivo de publicidad directa de un servicio… sin tener en cuenta las necesidades o afinidades de los destinatarios y sin fijarte en sus perfiles. Por ejemplo: suelo recibir mensajes comerciales ofreciéndome los servicios de Marketing Online y comunicación. Sólo tienes que entrar en mi perfil para comprobar que somos competencia y no tendría demasiado sentido que contratara los servicios de otra empresa que hace lo mismo que nosotros, para promocionar la nuestra. ¿O sería transgresor?

» Solicitar contacto utilizando cualquiera de estas opciones si no son ciertas:

  •   Colega de trabajo
  •   Compañero(a) de clase
  •   Hemos hecho negocios juntos
  •   Amigo(a)

Para hacerlo bien tienes más opciones, como insertar la dirección de correo electrónico del destinatario o seguir a un mismo grupo. Cuidado con esta opción, porque si nunca habéis contactado a través de ninguno de ellos y no tenéis ninguna afinidad… Puede que la persona destinataria de tu invitación no acepte. Lo que está claro es que no proyectarás una buena imagen indicando que os une una amistad u os conocéis, si no es cierto.

» Hacer un envío masivo de publicidad sin comprobar que el resto de destinatarios están ocultos. Últimamente me he visto involucrado en algún envío de este tipo y no me hace ninguna gracia. La reacción de algunos de los destinatarios, ha sido contestar dejando bien clara su desaprobación y que es una práctica poco profesional, como era de esperar. No hace falta destacar la mala imagen que genera y no creo que estén dispuestos a comprar sus productos o servicios, más bien lo contrario.

Como conclusión, quiero destacar que estas formas de contactar o acercarse al “público objetivo” son poco profesionales y producen el efecto contrario al deseado, es decir, rechazo y desaprobación. Son fruto de la proliferación de “pseudocomerciales” y “pseudocomunicadores” que piensan que todo está permitido y lo único que importa es molestar a cuantas más personas mejor, porque de esta forma, multiplicaremos las posibilidades de vender algo. No entienden que tener cierta habilidad para utilizar las redes sociales, no implica tener experiencia ni formación necesaria para comunicar y/o vender.

Y tú, ¿crees que se puede contactar con el público objetivo de cualquier negocio, sin hacer spam?

Fotos: liquene // Sebastiaan ter Burg

Anuncios

20 pensamientos en “¿Por qué deberías contactar con tu público objetivo sin hacer spam?

  1. Estupendo post Albert, has dado con muchas de las prácticas abusivas con el spam, y eso que te has dejado una red en alza con el spam tal y como es Twitter…

    Yo si creo que es posible conectar sin hacer spam, es más una cuestión de querer y de no ir a lo fácil, lo que como bien dices tradicionalmente se ha hecho repitiendo los mismos patrones en el 2.0. Ahí está la cuestión, las redes sociales nos abren tantas posibilidades para no recurrir a lo mismo de siempre que podemos evitar caer en ese error, sólo hay que explorarlas.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, RaMGoN!

      Para minimizar el spam, sería necesario que cada profesional asumiera su parcela y no intentara abarcar todas y cada una de las áreas que tiene la comunicación online. Todavía sigo comprobando que técnicos o diseñadores web, publicitan servicios de comunicación y marketing online y los ejecutan ellos y viceversa, marketeros y/o comerciales que ofrecen los servicio de diseño web y SEO, porque tienen algunas nociones avanzadas… No podemos saberlo todo y la base está en la cooperación de profesionales. Desterremos la vieja y errónea creencia de que todo el mundo sabe o debe saber de todo, porque no es así… Que pases un buen finde! 😉

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola Albert, buen post.
    Por aportar algo más, me gustaría mencionar a las empresas o Marcas que abren un “Perfil Personal” en Facebook para pedir amistad a otras personas… eso es Spam, ellos quieren vender no ser nuestros amigos. Si realmente buscarán hacerlo bien, tendrían una página de empresa y utilizarían el social media para seducir a su target y atraerlo primero hacia ella y luego a su blog o web corporativa, no te invadirían haciéndose pasar por lo que no son (supuestos amigos).

    También remarcaría los hábitos de algunos profesionales que se incorporan a un grupo de Linkedin, Facebook o una comunidad de Google plus, solo para publicar en ella contenido promocional y que en la mayoría de los casos no viene ni a cuento con la temática de las mismas… esto, por si no lo sabían, también es Spam y además machaca rotundamente su reputación online.

    Siempre en nuestras conversaciones telefónicas (entre tú y yo) llegamos a la conclusión de que no hay que tener miedo a vender, pero invadir o abordar (a lo pirata o por la fuerza) es hacer Spam. Cuidado con los que se las dan de profesionales y hacen o recomiendan trucos raros como estos.
    Un abrazo. 😉

    Me gusta

  3. Pingback: Cómo contactar con tu público objetivo sin hacer spam | yofumoenpipa

  4. Hola José!

    Ya sabes mi opinión, la comparto contigo al cien por cien. Y gracias también por recordarnos otras malas prácticas que sufrimos a diario y empañan la labor de los buenos profesionales. Aunque como hemos comentado en más de una ocasión, los consumidores están más preparados cada día y saben diferenciar entre una Marca auténtica y otra que no lo es… Saludos y buen finde! ;9

    Me gusta

  5. Saludos desde Venezuela.

    De verdad me has súper nutrido con este post, pues actualmente estoy haciendo un entrenamiento de Community Manager y por instinto quiero ganar seguidores en la marca que manejo. Así que seguiré tus consejos pues son muy asertivos.

    Me gusta

  6. Pingback: ¿Cómo construir la presencia de tu negocio en Google Plus?

  7. Pingback: Comercial, Marketing y Social Media, ¿el equipo perfecto? | El Blog de Albert Ramos Catalán

  8. Pingback: Falsificar subscripciones o invadir la privacidad ¡No es Email marketing!

  9. Buen post Albert 🙂
    Yo, aparte de coincidir en casi todo, sólo voy a apostilar una cosita… No me molesta que, personas que no conozca, me soliciten amistad. Siempre que sea para conocernos, hablar, desvirtualizar, etc, etc. NO PARA SPAM.
    Debemos recordar que estamos en redes sociales, y tratamos con personas ( la mayoría de las veces 😉 )

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Xuan! Estoy de acuerdo contigo, a mí tampoco me molesta, de hecho, conocer a personas interesantes es uno de los motivos principales por los que estoy presente en las redes sociales. Lo importante, como bien dices, es acercarse porque te interesa contactar y aprender, no para hacer spam. Gracias por comentar y saludos!

      Me gusta

  10. Pingback: ¿Por qué deberías contactar con tu público objetivo sin hacer spam? | yofumoenpipa

  11. Pingback: Aprendiendo y entendiendo el proceso de conversión de leads | La Gracia de Grace

  12. Me gustaría plantear mi caso: quiero contactar en redes sociales con mi público objetivo ( una serie muy concreta de personas) para informarles de la existencia de mi empresa y de lo que hacemos. Que estrategia debería seguir?

    Me gusta

    • Hola José Manuel, Muchas gracias por contactar.

      Cada caso es único y, por lo tanto, cada estrategia también lo es. Si te interesa planificar la comunicación de tu empresa o perfil profesional y quieres saber cómo hacerlo, te invito a que contactes a través del formulario y estaré encantado de atenderte. Antes de pronunciarme, debería conocer aspectos importantes. Cuestiones que marcarán cómo hacerla, dónde comunicar y cuánto costaría…

      Un cordial saludo,
      Albert Ramos

      Me gusta

  13. Hola Albert,

    Muy buen artículo. Coincido con los compañeros y contigo. Últimamente vivimos el acoso de pedir amistad en Facebook o contacto en LikedIn y Twitter, y al momento recibir que le demos a la página tal, o miremos la url cuál que no nos interesa. Mal camino es ese.

    Comparto 🙂
    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Fernando,

      Lo primero, muchas gracias por tu comentario.

      Las redes sociales tienen sus cosas buenas y otras que no lo son tanto. Estas malas praxis, muy extendidas y que forman parte de un desconocimiento profundo de la profesión, las sufrimos a diario.

      Quizás lo que peor llevo es el ejemplo de Facebook. 😉

      Un saludo,

      Albert.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s