De las lovemarks a la prostitución de una Marca

 

Supongo que todos tenemos una Marca que nos cautiva y aunque quizás algunos de vosotros nunca os lo habréis planteado, estoy convencido que pensando un poco, la encontraréis. En alguna ocasión, he visto a personas discutiendo por defender a una determinada Marca.

Cada vez estamos más convencidos de que éstas tienen “alma” pero, ¿cómo es posible que lleguemos a identificarnos tanto con algunas de ellas? ¿Por qué las queremos y les abrimos nuestro corazón? En el año 2004, Kebin Roberts, consejero delegado de Saatchi & Saatchi, acuñó el nombre de lovemarks refiriéndose a ellas.

Los tiempos cambian, la competencia crece y los consumidores están más preparados. Una empresa debe ser auténtica y además de transmitir unos valores reales debe dominar la comunicación emocional. ¿Cómo te sentirías si la empresa que tanto quieres fuera vendida convirtiéndose en una Marca Comercial que sólo busca una rentabilidad? A eso me refiero cuando hablo de prostitución de una Marca.

Cautivar la mente del consumidor no es suficiente, una Marca debe conquistar su corazón

 

De las lovemarks a la prostitución de una Marca

 

Al igual que “el flechazo” entre dos personas, seguir a una determinada empresa con pasión tiene un comienzo, un momento en el que instintivamente te sentiste identificado y atraído por ella. Con el tiempo puedes analizar y definir los motivos por los cuales te enamoró, pero en la mayoría de casos no es un proceso racional, sucede y punto. En otros casos, quizás los menos habituales, ese amor se ha ido cultivando con el tiempo…

Los consumidores están preparados para identificar el ADN de una Marca, eso nos lleva a destacar que la diferenciación ya no es sólo algo tangible, también lo es su autenticidad como tal. Ya no basta con definir un posicionamiento determinado, ahora debemos cerrar el círculo cumpliendo aquello que prometemos. Entonces, ¿qué ocurriría si nuestra querida empresa pasara a manos de un equipo inversor que sólo quiere exprimirla? ¿Crees que los amantes de esa Marca, lo notarían?

Pasando de ser una lovemark a una mera Marca Comercial

Este artículo se me ocurrió hace unas semanas, mientras estaba reunido con un grupo empresarial para definir el relanzamiento de una Marca que respiraba pasión por los cuatro costados. Digo respiraba porque el fundador ya no estaba en el proyecto, se había ido, la vendió. Me encontraba frente a un claro ejemplo de empresa creada con un objetivo claro, sobre todo con pasión. Pero que había pasado a manos de un grupo empresarial cuyos motivos son sólo económicos y eso se notaba en esa reunión.

No es la primera vez que veo un caso así, una enseña con sello propio que de repente se convierte en una Marca puramente comercial, sin alma, sin pasión pero esta vez era diferente porque yo estaba allí y era testigo directo. La organización ha pasado a manos de un grupo empresarial que lo único que hace es buscar fabricantes con una calidad aceptable, contra más baratos mejor y estampar un sello, el sello de lo que algún día fue auténtico y ya no lo es. Estaba presenciando la desmantelación de lo que un día fue una lovemark en toda regla, también para mí. Pasé de estar exultante y muy orgulloso de poder formar parte a decidir no participar en ese proyecto… no me veo capaz de transmitir la autenticidad de algo que no lo es.

Y tú, ¿crees que es importante la autenticidad y la pasión en los negocios?

 

Fotos: rolands.lakis / Thomas Leuthard

Anuncios

11 pensamientos en “De las lovemarks a la prostitución de una Marca

  1. Pingback: De las lovemarks a la prostitución de un...

  2. Me temo que de alguna manera y desde el estallido de las #puntocom muchas marcas (digitales o no) esperan que venga un san google y les compre el chiringuito por dinero.

    Por supuesto todo es lícito, pero pienso que para nada al vendedor le importa un pimiento. Si además un comunicador forma parte del equipo de proxenetas sin duda el entorno está totalmente prostituido

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Albert, interesante reflexión sobre las Lovemarks

    Para mi lo ideal es lo que tu has transmitido perfectamente en este artículo: amor por la marca que creas y los valores que ella conlleva.

    Pero no siempre es tan fácil apostar por tus ideales, a veces, hay que ceder un poco para que algunos negocios salgan a flote.

    Saludos,

    Mª Jesús

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Mª Jesús. Lo primero, muchas gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo contigo, de no debemos ser siempre tan “estrictos”. El caso que provocó este post es muy extremo pero en otros que no lo sean tanto, debemos ver la situación con perspectiva e intentar aportar valor para cambiar esa dinámica… Un saludo!

      Me gusta

  4. Pingback: De las lovemarks a la prostitución de una Marca | yofumoenpipa

  5. Buenos días Albert. Me encantó tu artículo, porque no sólo disfrute mucho el libro cuando fue lanzado, sino que soy una fiel creyente en las Lovemarks. Yo realmente si creo que se debe posicionar y gestionar una marca obviamente con fines rentables, de calidad, con cultura de servicio a nuestros targets objetivos; pero todo y mucho más sin emociones, identificación auténtica y creación de un vínculo estrecho entre el cliente y la marca, para mi no tiene sentido. No solo lo digo como persona de Marketing, más bien en esta oportunidad te hablo como consumidora o usuario. Yo soy una persona (que se que muchos no estarán de acuerdo conmigo) muy fiel a mis marcas, y son años que llevo en mi corazón a marcas que no cambio por nada como son Coca-Cola, Colgate-Palmolive, Heinz. Estas 3 marcas a lo largo de los años, viaje donde viaje, siempre van conmigo. Puede ser porque trabajé y tuve una conexión muy estrecha con cada una de ellas. Pero perfectamente, al salir de trabajar con ellas, pude haber cambiado y probar otras…pues no, jamás lo he hecho y no creo que lo haré. Que quiero decir con esto, que considero que desde el corazón de cada una de estas marcas lograron capturas mi lado emocional y realmente aunque suene extraño: “Yo amo estas 3 marcas y soy 100% fiel a ellas”. ¿Qué si me dolería un cambio en su estrategia comunicacional?, mi respuesta es SI, y mucho.
    Yo también en una oportunidad escribí en mi blog sobre este tema (aquí lo comparto contigo para conocer tu opinión): http://magentaig.com/2014/06/09/tengo-un-proposito-voy-a-convertir-mi-marca-en-una-lovemark-branding-marketing-lovemark/

    Feliz día y gracias por escribir sobre un tema que toca la fibra de mi ser… mis amadas marcas. Saludos, Adriana

    Me gusta

  6. Pingback: Una Marca debe evolucionar pero nunca perder su esencia | El Blog de Albert Ramos Catalán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s