¿Hacia dónde se dirige tu marca?

Imagen

 

¿QUÉ DEFINE A UNA MARCA?

La marca es el fiel reflejo de las personas que la componen. Al principio, lo es exclusivamente de las personas que la fundan y después se añaden nuevas personalidades que contribuyen a su mejora o deterioro, depende. Asociamos una marca con un nombre, un logo, una sede social… sin tener en cuenta que: “las marcas llegan a tener alma”.

¿Has llamado alguna vez a tu empresa como si fueras un cliente?, en caso afirmativo, ¿has hallado la respuesta deseada?. En ocasiones carecemos de la empatía necesaria para abordar ciertas cuestiones referentes a nuestra marca, todos somos consumidores y no entendemos que, a veces, no ofrecemos el servicio que a nosotros mismos nos gustaría recibir. Cuando fundamos nuestra marca, con menores o mayores recursos, teníamos una gran ilusión depositada en ella pero quizás no planificamos lo suficiente o, en el peor de los casos, nada.  No definimos una estrategia ni pensamos en el posicionamiento al considerar, aunque fuera de forma inconsciente, que todas esas cuestiones son para otro tipo de empresa (quizás “más grande”) y no para la nuestra.

¿POR QUÉ EMPEORA LA PERCEPCIÓN DE UNA MARCA?

Existen muchos factores pero en este post quiero abordar el aspecto “más humano” de la cuestión:

Un buen día, no se sabe ni cómo, ni cuando, ni por qué, se pierde esa ilusión del inicio y se pasa a considerar a los clientes poco menos que un estorbo. Existen empresas para las que la llamada de un cliente (real o potencial) no es una oportunidad sino una molestia o un nuevo problema en potencia. La clave está en encontrar el por qué de esa actitud (cometido nada sencillo) y ver cómo podemos darle la vuelta. El grado de dificultad de este propósito dependerá en gran medida de la actitud de las personas que la componen y las ganas de cambio. Aunque también serán determinantes los años que hayan transcurrido así, una actitud negativa llega a “enquistarse” y cuantos más años lleve en práctica más costará darle la vuelta.

¿CON QUIÉN DEBO CONTAR PARA EL CAMBIO?

Otra cuestión importante y vital que no puedes perder de vista es que todos deben participar, un cambio de esta magnitud no es tarea exclusiva de dirección y/o mandos intermedios, se trata de un cambio en el que todos debéis participar. ¿La importancia de una persona en una organización depende de su “título”?, no te equivoques porque no es así. La última persona que acaba de entrar en tu empresa, da igual su edad, formación y relación contractual puede darte una lección.

También sería recomendable contar con ayuda externa. Personas experimentadas y ajenas a la organización, puede dar un diagnóstico más objetivo desde la distancia y para que esto funcione debemos estar preparados para escuchar opiniones que, a veces, no nos resultarán agradables.

¿QUÉ NOS ESPERA?

Muchas veces los cambios no suceden todo lo rápido que nos gustaría y, en este caso concreto, quizás se necesite más tiempo de lo que estamos dispuestos a aceptar. Cuando abordas un cambio de esta magnitud (piensa que hablamos de actitud y hábitos adquiridos), resulta “iluso” pensar que se solucionará en pocos meses.

Si te encuentras en una situación similar a la expuesta, ánimo y piensa que una marca no sólo se percibe como un logo o un nombre, una marca también es una actitud.

Y tú, ¿sabes hacia dónde se dirige tu marca?

Foto: Iván Melenchón Serrano

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿Hacia dónde se dirige tu marca?

  1. Pingback: La importancia de ser diferente como Marca | El Blog de Albert Ramos Catalán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s